25
Oct

Cómo combinar la decoración de una habitación

Combinar colores, materiales y diseños no es tarea fácil si queremos que haya un equilibrio en toda la estancia y que además los muebles principales luzcan como el caso de un armario en una habitación. Por este motivo hoy en el blog de Rome Armarios os contamos algunas claves sobre cómo jugar con paredes y muebles para combinar todo tipo de tonos y conseguir un resultado muy estético.

Una de las primeras combinaciones que os vamos a presentar es una muy neutra, es decir, compuesta por colores como rosa pálido, blanco roto, arena, o gris. Se trata de un estilo nórdico y muy elegante que desde hace unos años se ha puesto de moda con el fin de crear espacios minimalistas y muy amplios visualmente. Para conseguirlo debes optar siempre por colores suaves, muebles de líneas rectas con un acabado estilo natural y con materiales como el roble o haya. En este sentido el armario juega un papel fundamental por lo que debemos prestarle mucha atención al igual que a las paredes que deben ir perfectamente combinadas con los colores que os hemos mencionados.

Si os gustan los estampados podemos incorporar por ejemplo algún dibujo geométrico en cortinas o edredón ya que es el más típico de este estilo del norte de Europa.

Recordad que los colores neutros que deben predominar serán siempre los blancos, grises, cremas, tostados o arenas optando por los tonos más claros si queremos dar una amplitud visual más grande a la habitación en caso de estancias de reducidas dimensiones y un poco más oscuros para darle un toque más sofisticado.

La combinación blanco/rojo típica británica es otra de las más demandadas este año a pesar de que es una combinación un poco atrevida por lo que debemos tener cuidado. Para lograr un buen resultado debemos optar por suelos de madera, paredes en color marrón o teja, alfombras de color claro y tonos muy intensos como el rojo para accesorios puesto que si lo empleamos por ejemplo en una pared, ésta dará sensación de agobio y eliminará parte de la luz natural de la habitación.

Los muebles como los armarios deben ir en colores muy clásicos y neutros como el color blanco o el crema y así crear un ambiente muy acogedor. Y para los estampados podemos atrevernos con rayas, cuadros y colores vistosos siempre en combinación con el rojo.

Por último, para las estancias más sobrias utilizaremos colores azulados y neutros. Es importante tener siempre una buena entrada de luz natural ya que es fundamental a la hora de la decoración por lo que junto con ello, un poco de papel pintado por ejemplo en el cabecero, mesillas y armarios en color madera oscura daremos con la clave. Al contar con muebles en tono oscuro debemos combinarlo con un color en la pared mucho más claro y crear así el contraste intenso pero cómodo para una habitación.

Respecto al tipo de estampados podemos optar por los lisos con un poco de textura para darle ese punto de calidez extra como el punto o tricot y tener siempre muy presente la gama de colores fríos.

En Rome Armarios queremos poner nuestro granito de arena en la decoración de vuestros hogares, por eso somos especialistas desde hace años en la creación de armarios y vestidores a medida según tus necesidades, diseños personalizados en puertas e instalación de suelos laminados.